Proyecto impulsa estrategias energéticas para comunas rurales de la Región Metropolitana

Autor: ING 2030 UTEM|
Desarrollado por municipios y la UTEM, la iniciativa apunta a optimizar el uso de la energía y evaluar el potencial de generación de dichas zonas, señala el diario El Mercurio.

A fines de 2019, la Asociación de Municipios Rurales (Amur) ganó $92.565.500 mediante el programa Financiamiento de Barrio de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere). Con dichos recursos, y en conjunto con la Facultad de Ciencias de la Construcción y Ordenamiento Territorial de la Universidad Tecnológica Metropolitana, UTEM, inició el proyecto de elaboración de Estrategias Energéticas Locales (EEL) para 18 comunas de la RM. ¿El objetivo? Visibilizar zonas de rezago y pobreza energética.

Las zonas que ya tienen implementadas sus EEL son Colina y Calera de Tango, y están en proceso Alhué, Buin, Lampa, Paine, Pirque, San Pedro, El Monte, Talagante y María Pinto.

Posteriormente se incluirán otras siete: San José de Maipo, Tiltil, Melipilla, Curacaví, Isla de Maipo, Peñaflor y Padre Hurtado.

Si bien el proyecto tenía plazo de implementación de un año, tanto la crisis social como la pandemia han causado un retraso en su aplicación, debido a la reestructuración que el plantel académico debió hacer para implementar las consultas públicas a los vecinos de las 9 comunas rurales.

El director de la Asociación de Municipalidades Rurales (Amur), Christian González, dice que “estas comunas representan casi el 80% del territorio de la RM. La pandemia ha dejado en evidencia la falencia en ellas; por eso es cada vez más relevante avanzar en equidad de soluciones para mejorar la calidad de vida de los habitantes de estas zonas”.

El proyecto busca optimizar el uso de la energía en los sectores rurales, anticiparse a la vocación productiva y evaluar el potencial de generación energética de ellos, para que se puedan instalar tecnologías que puedan reproducir energía.

La directora de Ingeniería 2030 de la UTEM, Valentina Quiroga, señala que “estamos en tiempos donde el país está fuertemente desafiado, ya sea por los procesos internos como los desafíos planetarios. Nos estamos jugando la supervivencia de la humanidad y la zona central va a ser fuertemente golpeada, dado que Chile tiene siete de los nueve riesgos a nivel global. Desde la UTEM lo que nos mueve es poner al servicio nuestras capacidades de investigación e innovación a la demanda de los territorios”.

La exsubsecretaria de Educación del gobierno de Michelle Bachelet agrega que “ha habido mucha reflexión sobre la etapa de cómo reducir emisión y que el cambio sea más profundo, pero a nivel global, eso está bastante decidido por las grandes potencias. Por eso en Chile estamos poniendo foco en una agenda de adaptación y la tecnología ofrece oportunidades importantes, pero hay un acceso muy desigual al respecto”.

No más leña

La subjefa de Ingeniería de 2030 UTEM, Marisol Osorio, añade que “las personas que viven en estas zonas pueden consumir el doble o el triple de energía al intentar calefaccionar el hogar en invierno, o en mantenerlo más fresco en verano. La RM es la región con mayor desigualdad territorial y ocurre una invisibilización de las problemáticas de estas zonas aledañas al Gran Santiago”.

A raíz de la realidad pandémica, cuenta que tuvieron que “cambiar la forma de vinculación con el mapa de actores (municipalidades, comunidades, empresas). Trabajar a distancia es difícil porque no tienen la costumbre, por eso estamos trabajando a través de consultas públicas, redes de mensajería como WhatsApp, la que ha sido la herramienta que más hemos utilizado para bajar la información a través de los representantes de juntas de vecinos, realizando llamadas telefónicas y de esa misma forma, levantar los requerimientos de las empresas”.

El académico de la Facultad de Ciencias de la Construcción de la UTEM y director del proyecto, David Blanco, añade que “el índice de confiabilidad eléctrica es muy bajo. La idea es que no solamente se generen buenas acciones, sino que esto suponga la erradicación de todo lo que es leña y fuentes de combustión, que generan mayores emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Hay muchísimas fuentes de energía que en Chile se pueden aprovechar”.

El proyecto culmina el primer semestre de 2021 con la definición de nueve estrategias energéticas locales para la primera etapa, y con un anexo de todas las iniciativas que se van a elaborar de forma conjunta en cada comuna.

Deje un Comentario

FACULTADES PARTICIPANTES:

UN PROYECTO APOYADO POR:

WordPress Lightbox